miércoles, 11 de enero de 2017

Yogur sabor Licor Café. Sobremesa Larsa sabor Licor Café.

Sobremesa Larsa sabor licor café. El licor café gallego llega a los yogures

El licor café gallego llega a los yogures. Sobremesa Larsa sabor licor café


Pues apenas hace tres meses que la láctea gallega Larsa se animó con un concepto revolucionario: 

Un yogur de Licor Café.


Sobremesa Sabor Licor Café
Desde entonces semana tras semana se agotan en todas las áreas comerciales.
Han tenido que pasar unos meses para poder encontrar existencias.
Hecho esto... han acabado en mi cestito de la compra y hoy vamos a analizarlo para ver si realmente ... es lo que parece.

Leche Larsa


Pero partamos nuestro análisis conociendo un poco la historia de Leite Larsa.
Como marca Larsa nace en 1947, como las siglas de  Lacto Agrícola Rodríguez, S.A. 
Se establece en el área de Villagarcía de Arosa y comienza a producir leche en bolsa, quesos y leche en tetrapack. 
Suponen el inicio de la industria láctea gallega que años después florecería y crecería.
Ya en los 80 articipan de la crísis y entran en la reestructuración del sector integrandose en Iberlat.
Pero es en diciembre de 1990 cuando se integra en CAPSA junto con Central Lechera Asturiana.
Hoy en día CAPSA es uno de los mayores grupos lácteos españoles.

Lanzamiento de Sobremesas Larsa


Lo que hoy nos trae a este artículo es el lanzamiento de estos nuevos productos, que en un principio
al no poder denominarse yogures, lo hacen como sobremesa Larsa.
Gama sobremesas Larsa
La gama de tres sabores es la siguiente:
* Sobremesa Larsa Mazá ao Forno (Manzana al horno)
* Sobremesa Larsa Torta de Limón
Y la que hoy nos ocupa...
* Sobremesa Larsa Sabor Licor Café

El sabor licor café llega a los yogures


Licor café casero
Como producto muy típico gallego que lleva elaborándose desde generaciones en Galicia, el Licor Café es uno de los emblemas de nuestra tierra.
Pero el salto del licor café al yogur se me antojaba complicado.
Elaborado con aguardiente de orujo, café ... y varios otros ingredientes según la zona, el sabor del licor café es único.
Más allá de las marcas comerciales que ya lo fabrican y que no se parecen en nada a lo que es un licor café casero, ha de conocerse y probarse un buen licor café casero para conocer el verdadero manjar que supone este producto.
Pero ... desde Larsa se han atrevido con tres sabores muy novedosos, pero la consecución puede ser dificultosa...

¿Sabe este Sobremesa de Larsa a verdadero Licor Café?


Pues desde luego que no.
Es el principal defecto del producto. 
El sabor está muy alejado de lo que puede ser un buen licor café, incluso alejado de un licor café comercial ya no tan bueno.
Es un yogur con un ligero sabor a toffee, incluso a café si apuramos, lo que no deja de ser novedoso en el mercado, pero no sabe a licor café.
La primera decepción nos la llevamos en el sabor...
Por otro lado, tratándose de una gama tan novedosa de sabores tradicionales y que se vende sensiblemente más caros que un yogur de sabores convencional... 
podría esperarse algo más del embalaje del producto.
Un bote de cristal... un aspecto más premium... presentación más cuidada en un pack con cartón...
Pues no, de manera individual y como si de un yogur de vainilla se tratase.
Y eso que el precio es muy superior ... recordemos que están entorno a los 0.50 -0.55 euros por unidad.
Segunda decepción. 
Hay que cuidar un producto que pretende ser premium.
Su aspecto al abrirlo ... en línea con lo comentado anteriormente...

¿Vale la pena probar un Sobremesa Larsa Licor Café?



Aunque solo sea por la novedad, ya valdría la pena probarlo.
No tendrá el sabor ni aproximado de un licor café, pero si tiene un toque curioso a simple café (sin nada de licor), una cremosidad adecuada, y pese a lo poco cuidada de su imagen, está elaborado con un estricto control de calidad como todos los productos de esta marca que, por proximidad, conozco bastante bien.

Sobremesa Larsa Sabor Licor Café. 

Una oportunidad perdida.


Esta es la sensación que se me ha quedado tras probar este producto.
Una idea genial llevada a la practica de una manera muy cicatera.
Lo que podía haber sido una revolución, se ha quedado solo en un revuelo, por probar una receta novedosa que finalmente no fue tal.
Echo en falta principalmente, aunque el sabor no pudiera conseguirse dado que es un postre y no un chupito, un embalaje adecuado que distinga el producto de su competencia.
No es un simple yogur, debiera ser algo más. 
Una idea fabulosa puesta en práctica de manera horrenda.

Un diez para Larsa por su idea y su apuesta por nuevos productos.
Un cinco por su puesta en escena.

Un saludo a todos
y ya sabes...


1 comentario:

  1. a mí sí me gusta
    la idea es buena, pero buena, buena, buena... solo comparable al acierto que tuvo danone con el yogur griego
    claro que se podía vender en un pack de dos o cuatro a todo trapo. Pero no olvidemos que larsa es una marca que lleva más de 50 años en el mercado y va dirigida a un cliente tradicional, no hay experimentos

    ResponderEliminar